A mi Maestro BKS Iyengar. En Silencio y en el Corazón...


BKS Iyengar

BKS Iyengar

Padangustha Dandasana

PADA pie. ANGUSTHA pulgar o dedo gordo.
DANDA apoyo, bastón, vara.

• Colocarse en Dandasana. Revisar cada una de sus acciones partiendo desde las plantas de los pies hasta la coronilla de la cabeza.
• Ir a Urdhva Hasta Dandasana. Hacer una pausa y examinar todas las acciones del asana desde sus cimientos.
• Exhalando, re-elevar la columna vertebral; flexionar el torso desde las ingles* hacia adelante con la espalda cóncava**; y, sujetar los dedos gordos de los pies con los dedos índice, medio y pulgar.
• Observar cómo el apoyo se desplaza hacia la zona frontal e interna de los ísquiones.
Mantener los brazos estirados y firmes (codos rectos).
Rotar bíceps hacia afuera (rotación externa). Observar con esta acción cómo se posibilita la penetración de la séptima cervical, logrando la apertura del pecho clavicular.
 Descender hombros y trapecios.
• Ensanchar hombros y clavículas alineados hacia los lados externos.
• Estirar los brazos desde los hombros, metiendo el borde interno y la base de los omóplatos hacia la caja torácica; Observar con esta acción cómo los brazos “retroceden” y encajan en la articulación de los hombros, brindando firmeza y estabilidad a estos últimos.
Ascender la musculatura y la piel frontal del torso desde el pubis hacia el esternón y las clavículas; y simultáneamente, elevar la cara posterior del cuello.
• Observar que la columna dorsal*** penetre en la caja torácica. Es en esta zona de la columna donde se debe lograr la concavidad.
Mantener el mentón paralelo al piso, cuello y cabeza erguidos, mirada hacia adelante. Esta acción debe realizarse sólo mientras la espalda esta cóncava.
• Cuidar que la cabeza no se desplace hacia adelante.
Mantener, y profundizar, todas las acciones dadas para las piernas en Dandasana. Recordar que la acción principal es en las piernas, ya que aquí se establece la base de la extensión hacia adelante.
Mantener la rotación interna de los muslos desde las ingles, ya que, también, con esta acción separamos los isquiones, generando espacio en la región sacro ilíaca, y prevenimos cualquier tensión en la columna lumbar.
Mantener el cuello pasivo, mirada y respiración relajadas.
• Soltar los dedos gordos y regresar a Dandasana.

En este asana nunca se debe sacrificar la posición correcta del torso (por tensión o convexidad de la espalda) ni la firmeza y rectitud de las piernas, por llegar a sujetar los pies con las manos. En tales casos, es necesario colocar un cinturón sobre las plantas de los pies para tirar de cada uno de sus extremos con las manos.

* Es de vital importancia entender esta acción, para evitar que la flexión se origine en la zona lumbar, o se cree una falsa articulación en el diafragma.
** Es muy importante recordar que todas las extensiones hacia adelante deben realizarse con la espalda cóncava y extendida.
*** Es muy importante puntualizar que la cara anterior al tórax es el “cerebro” de este asana. Esto reafirma la acción correcta de la columna dorsal, es lo que denominaríamos espalda cóncava.