A mi Maestro BKS Iyengar. En Silencio y en el Corazón...


BKS Iyengar

BKS Iyengar

Tadasana Urdhva Namaskar

TADA montaña.
URDHVA hacia arriba.
NAMASKAR saludo.

a) Desde Urdhva Hastasana.
b) Desde Namaskarasana.
c) Desde los brazos extendidos a los lados (en cruz).

a) Desde Urdhva Hastasana.
• Colocarse en Samasthiti.
• Ir a Urdhva Hastasana con las palmas enfrentadas entre sí. Revisar cada una de sus acciones partiendo desde las plantas de los pies hasta la punta de los dedos.
• Llevar las palmas juntas manteniendo los codos rectos. Los codos son el “cerebro” de los brazos.
• Presionar ambas palmas firmemente unidas.
• Estirar los brazos desde los lados de las costillas, alargando los laterales del torso.
• Mantener la rotación de los tríceps hacia la cara.
• Estirar desde los codos hasta la punta de los dedos.
• Descender hombros y trapecios.
• Cuidar que la cabeza no se desplace hacia adelante.
• Mantener el torso amplio y extender la cara posterior del cuello.
• Mantener los brazos extendidos hacia arriba y los codos rectos.
• Observar que no se haya perdido ninguna de las acciones de Samasthiti, ni de Urdhva Hastasana.
• Mantener la mirada relajada al frente.
• Exhalando, bajar lentamente los brazos rectos y firmes hacia los lados hasta colocarse de nuevo en Samasthiti.

b) Desde Namaskarasana.
• Colocarse en Samasthiti.
• Ir a Namaskarasana. Cuidar cada una de sus acciones.
• Elevar las palmas, sin separarlas, de manera vertical hacia arriba de la cabeza, hasta que los codos queden rectos.
• Presionar ambas palmas firmemente unidas.
• Estirar los brazos desde los lados de las costillas, alargando los laterales del torso.
• Rotar los tríceps hacia la cara.
• Estirar desde los codos hasta la punta de los dedos.
• Descender hombros y trapecios.
• Mantener el torso amplio y extender la cara posterior del cuello.
• Mantener los brazos extendidos hacia arriba y los codos rectos.
• Observar que no se haya perdido ninguna de las acciones de Samasthiti.
• Intentar* recolocar los brazos en línea con las orejas, llevándolos suavemente hacia atrás sin desplazar la cabeza hacia adelante.
• Revisar no se haya perdido ninguna de las acciones en este intento.
• Mantener la mirada relajada al frente.
• Exhalando, llevar nuevamente las palmas de las manos, sin separarlas, de manera vertical frente a la base del esternón. Y de allí a Samasthiti.
• O bien, exhalando, bajar lentamente los brazos rectos y firmes hacia los lados hasta colocarse de nuevo en Samasthiti.

c) Desde los brazos extendidos a los lados (en cruz).
• Colocarse en Samasthiti.
• Llevar los brazos extendidos hacia los lados hasta la altura de los hombros (en forma de cruz).
• Descender hombros y trapecios.
• Girar, desde la articulación del hombro, las palmas hacia arriba.
• Observar que no se haya perdido ninguna de las acciones de Samasthiti.
• Levantar los brazos rectos hasta Urdhva Hastasana con las palmas enfrentadas entre sí. Revisar cada una de sus acciones partiendo desde las plantas de los pies hasta la punta de los dedos.
• Llevar las palmas juntas manteniendo los codos rectos. Los codos son el “cerebro” de los brazos.
• Presionar ambas palmas firmemente unidas.
• Estirar los brazos desde los lados de las costillas, alargando los laterales del torso.
• Mantener la rotación de los tríceps hacia la cara.
• Estirar desde los codos hasta la punta de los dedos.
• Descender hombros y trapecios.
• Cuidar que la cabeza no se desplace hacia adelante.
• Mantener el torso amplio y extender la cara posterior del cuello.
• Mantener los brazos extendidos hacia arriba y los codos rectos.
• Observar que no se haya perdido ninguna de las acciones de Samasthiti, ni de Urdhva Hastasana.
• Mantener la mirada relajada al frente.
• Exhalando, bajar lentamente los brazos rectos y firmes hacia los lados hasta colocarse de nuevo en Samasthiti.

* Siempre, en todas las posiciones donde los brazos vayan extendidos sobre la cabeza, se irá intentando, de manera suave y cuidando la posición del torso, llevar hacia atrás los brazos, hasta que queden sobre las orejas o detrás de ellas. Nunca debe sacrificarse la posición correcta del torso por llegar a colocar los brazos en línea con las orejas. Esto es una tarea ardua que se irá logrando a medida que el pecho se abra.
Primeramente habrá que lograr Urdhva Hastasana para intentar Urdhva Namaskarasana.